Paula Gonzalo Les

Terrorista en el corazón del caos.

Quien espera su destino siembra de tinieblas su camino. Quien cargado de nostalgia vela su identidad aguarda entre la maleza la ocasión para escapar.

Elegante sombra es hoy el que construyó su horizonte en la humedad del ayer. Hoy camufla su incertidumbre en el terreno yermo de sus orígenes.

Violencia de la tierra seca sus ramas, arrulla sus días felices. Inoportuna tus pasos, viajero de lo incierto. Alarga el filo de su navaja el invierno de tu herida. ¿O eres tú, caballero del ocaso, el que amenaza la vida que germina? Quizá seas tú terrorista en el corazón del caos.

Las campanas tocan a muerto. Los niños ya no van a la escuela. La viuda atiza las brasas heladas del hogar mientras devora con ansia el ajuar de su boda. El perro persigue la memoria de una mosca. Las parcas cortaron todos los hilos. Es hora de comenzar los finales y clausurar los principios.

Tus zapatos, enraizados en el limbo de la juventud, desandan ahora los pasos del recuerdo. Lo que fue, no es. Lo que es, jamás volverá.

Tras la dócil máscara de la convención y el amable aliento del deber, exploras desde la distancia las pulsiones tanto tiempo aplacadas. No buscas sino el encuentro fugaz, el rojo carmesí de las pasiones terrenales, el éxtasis de los amantes y el cielo de los ilusos.
Tu silueta se recorta, inmóvil y expectante, en una realidad nueva, salvaje, y es tu conciencia la que despierta, por fin, alter ego tanto tiempo aplacado, del letargo de la norma que escribieron siglos atrás los padres de la Fantasía.

El caos de la existencia es tu lienzo. Paladeas el miedo a escribir en blanco y negro la nueva guía de tus desvelos. Tu sangre huele a azufre y guarda tu piel el sabor salado del océano de la creación.

Ya no hincha la vela de tu navío la voraz ignorancia del que está aprendiendo a respirar bajo la lluvia. Ahora aguardas, en pie de guerra, que pase el temporal, temporal que borra tus huellas, que atempera tus errores, que oculta tus máscaras de enamorado.

Esperas. Observas y respiras, respiras bajo la lluvia que empapa el terreno yermo de tus orígenes.

Paula Gonzalo Les.

Fuente: catálogo de la exposición “Blanco 13-14”, Zaragoza: Ediciones USJ, 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s